Mi nombre es Samuel Carrillo Gambín graduado de la tercera promoción del Basque Culinary Center de San Sebastián. Siento una enorme pasión por esa gastronomía que roza la excelencia tanto por el producto como por el trato que se le da.

Después de conocer a Iván García Adelantado en la carrera y estar al tanto de su proyecto & craft beer, me decidí a viajar a Andorra con el fin de conocer los productos que elabora actualmente.

Después de conocer su fábrica y catar tanto la cerveza Rubia como la Tostada, nos dispusimos como buenos gastrónomos a encontrar con qué productos podríamos realizar un maridaje a la altura.

En primer lugar, me gustaría hablar de los dos productos principales que consideramos para realizar el maridaje. El primero de ellos, acorde a la temporada que nos encontramos, son las colmenillas o múrgulas, y en un segundo lugar y no por ello menos importante las txuletas premium de la carnicería Guikar de Donostia, premiadas en el concurso nacional de parrilla. Con estos dos grandes productos en nuestras manos, la mayor de nuestras preocupaciones era no maltratar tan valiosos productos.

COLMENILLAS A LA CREMA CON FOIE

Para las colmenillas nos decantamos por una de las recetas más icónicas de las mismas, colmenillas a la crema con foie. Para empezar, preparamos la cebolla pochándola con Pedro Ximenez (PX) y brandy durante una hora. Tras ello salteamos brevemente las colmenillas e incorporamos la nata y la cebolla pochada. Después de otra hora y media a fuego muy lento, se doró el foie fresco a la plancha y con la grasa del mismo fuimos ligando la salsa de las colmenillas. Para rematar, se escalfó un huevo para terminar de incorporar esa untuosidad que tanto representa al plato.

A nivel de maridaje probamos el plato tanto con la cerveza Rubia como con la Tostada y hubo una clara ganadora, la cerveza & Tostada. Creó un maridaje perfecto, aportando limpieza de boca en cada trago y dándote la posibilidad de disfrutar de nuevo de la siguiente cucharada de colmenillas. Por otro lado, ninguno de los dos sabores predominaba sobre el otro y con ello se armonizaban a la perfección. Nos fascinó la ligereza que el maridaje con la cerveza aportó a un plato que normalmente es tan pesado.

TXULETA DE GUIKAR A LA PARRILLA

Por otra parte, teníamos la gran txuleta de Guikar la cual se preparó a la parrilla después del consiguiente atemperado. Como guarnición dispusimos tanto escarola fina con una vinagreta clásica, como unas patatas fritas al estilo belga en dos cocciones.

En cuanto a maridaje se refiere, la txuleta se maridaba tanto con la cerveza Rubia como con la Tostada. Paso a explicarme puesto que cada una daba unos matices diferentes. Con la cerveza Rubia conseguíamos que la gran infiltración de grasa que se apreciaba en la txuleta, se llevase perfectamente con la leve acidez que la cerveza nos aportaba, consiguiendo con esto un maridaje muy agradable. Sin embargo, con la cerveza Tostada se conseguía un maridaje por afinidad entre los sabores de la costra de la txuleta generada en la parrilla y los matices que las maltas tostadas aportan a la cerveza.

 

* * * * * *

Sin lugar a dudas, la experiencia vivida tanto por la comida como por la bebida fueron maravillosas. Productos de una altísima calidad tratados de una forma muy respetuosa y respecto al maridaje, qué decir?. Me esperaba cervezas artesanas complejas y me encontré una cerveza que asusta por la facilidad con la que se bebe. Esperamos repetir la experiencia con un maridaje totalmente distinto.